domingo, 25 de octubre de 2009

Lentes Parafernalia, Domingo 25 de octubre

Hoy no fuimos Oídores Gordos, no conocimos nombres y vidas nuevas, no compartimos de una café y galletas acompañados de bonitas historias de vida, pero de igual manera, logramos "sacar sonrisas".
La actividad que llevamos a cabo en este hemroso día domingo, venía preparándose desde hace un tiempo, puesto que era un trabajo bastante minucioso, con harta dedicación y cariño. Creamos los "lentes parafernálicos, colección 2009". Tenían diversos modelos y colores, cada uno de ellos era una especie única. Por fin terminamos los diseños y hoy, nos reunimos en el metro Salvador para culminar los detalles y agregar mensajes parfernálicos (el preferido de todos era "¿Has sonreído hoy?") y, tras esto, comenzamos nuestra repartición. La gran mayoría de las personas aceptaban la propuesta de "ver la vida en color". Antes de comenzar a dividirnos para regalar los lentes, vimos a un pequeño niño que iba con sus padres y decidimos acercarnos a él. Aceptó muy contento el regalo y hasta posó con su modelo "para niños", por lo pequeño que era. Luego cruzamos la calle saludando a los automovilistas, que al ver nuestra "rareza" parafernálica, enterraban sus cabeza frente al volante y ponían caras desfiguradas, mostrándonos cómo la sociedad se cierra a invitaciones sin ningún fin más que alegrar el día a día. A pesar de eso, nosotros no nos desanimamos y seguimos bajo un día soleado y caluroso, contagiando alegrías.
Fue así como un grupo de jóvenes coetáneos nuestros, nos saludaron animadamente y tras esa chispa, corrimos a obsequiarles los lentes. Cada uno escogía un modelo acorde a sus gustos y posaban para nuestras cámaras, tras haber corrido una maratón, que más tarde nos enteraríamos que era por una buena causa. Luego, nos dividimos y la primera víctima de nuestro grupo fue un abuelito. Aceptó encantado la propuesta y paradójicamente le "tocó" un mensaje que decía algo así como "que no avanzara con rapidez" y él nos sonrió. Tras una cordial despedida, interceptamos a un matrimonio medianamente maduro, que aceptó encantado nuestro regalo. Luego vimos a un grupo de niñas, por lo que no dudamos en compartir nuestros lentes con ellas. Después de recibirlos, miraban muy contentas sus nuevos lentes, posando con ellos y amplias sonrisas.
Por último, mi grupo interceptó a un señor que caminaba distraído fumando un cigarrillo, y fue uno de nostros quien le obsequió sus propias "gafas". Al terminar de recorrer la pileta de la Plaza del Aviador, en Providencia, nos reunimos con el otro grupo, al cual aun le quedaban lentes y avanzamos hacia el otro lado del parque. Cruzamos nuevamente la calle, y en el semáforo nos encontramos con una señora que venía de la feria, que rechazó nuestra invitación. Los rechazos nos dan más ganas de seguir, así que cruzamos la calle con una amplia sonrisa, realizando la misma dinámica de saludar a los autos, quienes nos devolvían frías miradas, miradas que venían del Santiago gris, no del Santiago que nosotros veíamos a través del colorido papel celofán.
Llegando al metro, en unas bancas. había un abuelito fumando, que tras recibir los lentes, botó apresuradamente su colilla y posó junto a "miembros" de nuestro equipo. Él pudo mirar media vida en colores, porque recibió un lente cuyo "vidrio" había fallado tras los innumerables paseos .
Luego de esto, nos acercamos a un matrimonio de adultos mayores, quienes no aceptaron nuestra invitación, pero eso no fue motivo de desánimo para nosotros. En el mural del metro Salvador, habían unos lentes que alguien había dejado, pero luego lo tomamos como una buena señal, ya que cabía la posibilidad de que alguien más los podría recoger para ver la vida en color.
Nos acercamos a una cuidadora del parque que andaba en bicicleta y al ver nuestro gesto, recibió sus lentes con una gran sonrisa, sonrisa plasmada en las innumerables fotos que tomamos. Tras esto, nos acercamos a otro pequeño, que jugaba con su padre y recibió de lo más contento su regalo, a pesar de que le quedaban grandes. Quedándonos pocos lentes, nos dirigimos a una carpa, donde habían dos personas descansando tras una maratón. Era un hombre y una mujer. Ellos fueron los más animados de la jornada, ya que tras el regalo, compartieron una grata conversa. Eran parte de otra acción parafernálica: trabajaban en una ONG que combatía el hambre en nuestra ciudad; hoy, al igual que nosotros, organizaron una "corrida en contra del hambre", donde la inscripción era un alimento. Conversamos de la vida y de la literatura, de nuestra iniciativa y compartimos un poco de nuestras vidas. El señor, tras irnos y desearles "que les fuera bien", dijo una frase que a mí me marcó. Era algo como esto: " A nosotros ya nos va bien con lo que hacemos, es a uds a quien les debe ir bien, porque jóvenes como uds son el futuro de Chile". Podrá sonar como compromiso político, pero es cierto: somos el futuro, por esa razón queremos contribuir con sonrisas.
"Lo simple es complejamente hermoso", mensaje que le tocó a un señor que esperaba la micro, que no creía que sus lentes eran un regalo.
Pronto, fotos e impresiones de esta actividad
María Fernanda Rozas

3 comentarios:

Gael Nazaá dijo...

Fue una actividad muy enriquecedora... aguante la vida en colores, aunq yo con mis lentes verdes no me veía ni la punta de la nariz jejej

una actividad absolutamente superduper.

Jose dijo...

A mi también me marco brígidamente esa frase... como que habría corrido a abrazar al señor jaja. Al principio pensé que nos mandaría a la punta del cerro: me sorprendió que nos metiera tanta conversa y no se sacara los lentes nunca más :)
Excelente actividad, ya quiero ver como nos va con las galletas :D
Jose

Sílfide dijo...

Siiii... fue muy bueno!!!!
En nuestro grupo con la Jose tuvimos un par de negativas más, otros creían que estábamos vendiendo los lentes y otros, que es lo más chistoso, nos decían que ya tenían un par, así que no querían otros, que ya los habían recibido antes..... plop!
Y en genral, aquellos que recibieron los lentes, ya veían de antes la vida de colores y esto era una forma de compartirlo con nosotros.

Blogger Templates by OurBlogTemplates.com 2007